Tarta de fresas

 

Está bien, lo reconocemos, pese su apariencia sencilla, es una de nuestras favoritas ¡siempre resulta espectacular por el maravilloso contraste de colores entre las capas de tierno bizcocho ligeramente almibarado y las fresas con nata!. La tarta de fresas está presente en la tradición repostera de muchos países europeos como Suiza o Austria, aunque nosotros nos decantamos por la versión anglosajona: el strawberry shortcake. En Japón incluso es uno de los dulces típicos en Navidad (Christmas Cake).

 

 

 

Tarta de manzana

 

Un clásico del que se encuentran menciones escritas desde finales del s.XIV. No se sabe exactamente donde se originó. El manzano es un cultivo muy extendido en la Europa Atlántica y continental, así que cada año se encontraban con un excedente de manzanas que propició muchísimos tipos regionales de pastel (además de la aparición de la sidra, vinagre, compota y todo lo que permitiese a la cosecha de manzanas perdurar en el tiempo). A diferencia de las variedades anglosajonas, en las que la fruta queda cubierta dentro de la masa, optamos por usar la versión `destapada´ donde las deliciosas manzanas frescas le dan un color dorado irresistible.

 

 

Tarta de queso

 

No cabe duda de que el cheese cake es una de las estrellas de la repostería estadounidense, pero no hay que olvidar que el pastel de queso tanto dulce como salado hunde sus raíces en el Mediterráneo, donde podemos encontrar deliciosos ejemplos como el Muttabaq, los pasteles griegos de queso horneado o las bourekas. Nuestra versión es de tipo americano, fresca, ligera y  con un toque de dulce de leche que la hace única.

TARTAS

Tarta de chocolate imperial

 

Es una tarta que se toma muy en serio el chocolate, ya que lleva tres texturas diferentes de cacao. La llamamos así porque nos recuerda mucho a las célebres tartas vienesas que se tomaban en los cafés desde hace más de 160 años. También tenemos nuestra propia versión decorativa para niños.

 

 

 

Tarta de chocolate y dulce de leche

 

Una tarta contundente para aquellos que buscan sabores plenos e intensos y que no temen a las calorías. La combinación del cacao con untuosa crema del tradicional dulce de leche argentino es todo un acierto. Este producto delicioso del que media hispanoamérica se atribuye el origen tiene también raíces uzbekas donde es parte fundamental de la repostería popular.

 

 

 

Tarta de chocolate picante

 

Esta tarta es un homenaje a los orígenes mesoamericanos del cacao. Esta planta maravillosa que crece de forma natural en las frondosas selvas del Orinoco fue considerada un regalo de los dioses: el cacao se consumía al principio de una manera casi ritual, mezclando el polvo con agua y obteniendo un producto amargo llamado xocolatl. Estamos seguros que nuestra versión dulce con un sorprendente toque de chile picante les iba a encantar a los aztecas y toltecas que lo preparaban.

 

 

 

Tarta de pera y chocolate

 

En esta deliciosa combinación, las peras aportan un toque refrescante a la profundidad del chocolate de la ganache. Resulta ligera y exquisita con una base de fina masa crujiente que contrasta con la suavidad del relleno.

Tarta de limón y merengue

 

Nunca habíamos mirado al merengue con buenos ojos hasta que probamos esta maravilla. El sabor refrescante del limón combina perfectamente con el merengue dorado al horno. Se conservan registros de este tipo de tarta (lemon pie) hechos en Estados Unidos a mediados del s.XIX.

 

 

 

Baklava

 

Si hay una receta antiquísima, es ésta: una deliciosa mezcla de finas capas de pasta filo rellenas de pistachos, nueces, almendras y otras delicias y bañadas en aroma de rosas y azahar que con de un solo mordisco nos traslada al esplendor de los cuentos de Scheherezade. Además de ser un postre exótico, la baklava es el resultado de un trabajo en equipo: la idea original fue de los asirios, ya en el s. VIII a.C., cinco siglos más tarde los griegos sustituyeron la masa original por capas finísimas de pasta filo, mientras que los armenios añadieron la canela y el clavo, y los árabes aportaron cardamomo y agua de rosas a la fórmula original. Otras teorías sitúan su origen mucho más al Este, en el Asia Central, pero lo que es seguro es que era uno de los postres favoritos en las Cocinas Imperiales Otomanas. A nosotros nos encanta en su versión más jugosa!!

Pastel antiguo de naranja

 

Los pasteles de naranja fueron muy populares desde que esta fruta llegó a España procedente de Oriente hace más de quinientos años. Descendiente de la mandarina salvaje y un antepasado del pomelo, la naranja ha cautivado el gusto y el olfato de los españoles desde hace siglos (ay! ese dulce aroma de azahar que nos transporta a las placitas de las ciudades del sur en primavera!). Debido a la actividad de los mercaderes italianos y a la diáspora de las comunidades judías, las recetas que la incluyen son típicas de muchísimos lugares del Mediterráneo. Esta receta sefardita nos hace retroceder a otra época y saborear en plenitud las mejores naranjas maduradas bajo el sol de Levante.

 

 

 

Pastel de dátiles

 

Nuestro particular homenaje a uno de nuestros ingredientes favoritos y a la cocina norteafricana basado en una receta tradicional. Somos fans de los dátiles de la variedad medjool, extraordinariamente ricos y carnosos, un auténtico caramelo natural. Te contaremos un secreto, en realidad, son una cápsula comestible de energía solar: fabricado con la colaboración de las palmeras más horas y horas de árido sol para convertirse en algo increiblemente sabroso!. Un solo bocado de este original pastel de capas hecho con jugosos y dulces dátiles y un cuscús muy especial te transportará directamente a un oasis sahariano.

Tarta de chocolate picante

 

Esta tarta es un homenaje a los orígenes mesoamericanos del cacao. Esta planta maravillosa que crece de forma natural en las frondosas selvas del Orinoco fue considerada un regalo de los dioses: el cacao se consumía al principio de una manera casi ritual, mezclando el polvo con agua y obteniendo un producto amargo llamado xocolatl. Estamos seguros que nuestra versión dulce con un sorprendente toque de chile picante les iba a encantar a los aztecas y toltecas que lo preparaban.

 

 

 

Tarta de pera y chocolate

 

En esta deliciosa combinación, las peras aportan un toque refrescante a la profundidad del chocolate de la ganache. Resulta ligera y exquisita con una base de fina masa crujiente que contrasta con la suavidad del relleno.

Banoffee

 

Esta tarta no apta para dietas fue inventada en 1971 en un restaurante de Sussex llamado "El Monje Hambriento". Después de múltiples pruebas con todo tipo de ingredientes, Dowding y Mackenzie, sus creadores, hallaron la combinación perfecta a partir de una antigua receta norteamericana. ¡De ahí, a la fama!.

 

Desde su invención hasta hoy se ha colado en la carta de restaurantes de los cinco continentes. La mezcla del caramelo cremoso con el plátano resulta perfecta sobre esa base crujiente. ¡Buenísimo!

Tarta de mousse de chocolate

 

Nuestro homenaje a una de las formas más deliciosas de comer chocolate. Una fina capa de esponjoso bizcocho y por encima las torres de mousse, literalmente espuma de chocolate.

 

Esta receta ligera y exquisita espuma aparece registrada desde mitad del siglo XVIII en algunos recetarios franceses. Es una forma muy ingeniosa de convertir este ingrediente con tanto carácter en algo mucho más liviano sin perder su incomparable sabor.

 

Nos imaginamos que el inventor evocaría una ola de chocolate coronada por deliciosa espuma.

Selva Negra

 

Nuestra versión particular de este clásico postre, originado en la región alemana de Baden-Württemberg en el siglo XVI, tiene poco que ver con el original ya que hemos prescindido de las cerezas negras (Su nombre significa Pastel de Cerezas del Bosque Negro: Schwarzwälder Kirschtorte) y del kirsch (licor de cerezas típico de la mencionada región).

 

Hemos optado por una versión mucho más ligera de capas de chocolate con nata fresca. Las capas están hechas con una receta muy especial que sorprende con su sabor intenso y su textura finísima esponjosa.

EMPRESA

     Nuestra historia

 

TIENDA ON-LINE

 

CONTACTO

 

PRODUCTOS

     GALLETAS

          Cookies con Chocolate

          Mantequilla & Chocolate

          Pastas

NUESTRO LADO VEGANO

 

BOMBONES

 

BROWNIES

 

BIZCOCHOS

     Algarroba & Manzana

     Yogur

     Mármol

     Naranja

     Té verde

     Calabacín

     Coco

TARTAS

     Chocolate Imperial

     Manzana

     Tarta de Queso

     Tarta de Fresa

     Limón & Merengue

     Chocolate & Dulce de Leche

     Chocolate Picante

     Baklava

     Pastel antiguo de naranja

     Tarta de pera y chocolate

     Pastel de dátiles:

     Banoffee

     Tarta de mousse de chocolate

     Selva Negra

C/ Llanaces, 6 · Anes

33189 SIERO (Asturias)

ESPAÑA

Tel.: +34 985 972 163

info@cantarerochocolate.com

Politica de privacidad y cookies

Banoffee

 

Esta tarta no apta para dietas fue inventada en 1971 en un restaurante de Sussex llamado "El Monje Hambriento". Después de múltiples pruebas con todo tipo de ingredientes, Dowding y Mackenzie, sus creadores, hallaron la combinación perfecta a partir de una antigua receta norteamericana. ¡De ahí, a la fama!. Desde su invención hasta hoy se ha colado en la carta de restaurantes de los cinco continentes. La mezcla del caramelo cremoso con el plátano resulta perfecta sobre esa base crujiente. ¡Buenísimo!

 

 

 

Tarta de mousse de chocolate

 

Nuestro homenaje a una de las formas más deliciosas de comer chocolate. Una fina capa de esponjoso bizcocho y por encima las torres de mousse, literalmente espuma de chocolate. Esta receta ligera y exquisita espuma aparece registrada desde mitad del siglo XVIII en algunos recetarios franceses. Es una forma muy ingeniosa de convertir este ingrediente con tanto carácter en algo mucho más liviano sin perder su incomparable sabor. Nos imaginamos que el inventor evocaría una ola de chocolate coronada por deliciosa espuma.

 

 

 

Selva Negra

 

Nuestra versión particular de este clásico postre, originado en la región alemana de Baden-Württemberg en el siglo XVI, tiene poco que ver con el original ya que hemos prescindido de las cerezas negras (Su nombre significa Pastel de Cerezas del Bosque Negro: Schwarzwälder Kirschtorte) y del kirsch (licor de cerezas típico de la mencionada región), y hemos optado por una versión mucho más ligera de capas de chocolate con nata fresca. Las capas están hechas con una receta muy especial que sorprende con su sabor intenso y su textura finísima esponjosa.

Tarta de fresas

 

Está bien, lo reconocemos, pese su apariencia sencilla, es una de nuestras favoritas ¡siempre resulta espectacular por el maravilloso contraste de colores entre las capas de tierno bizcocho ligeramente almibarado y las fresas con nata!. La tarta de fresas está presente en la tradición repostera de muchos países europeos como Suiza o Austria, aunque nosotros nos decantamos por la versión anglosajona: el strawberry shortcake. En Japón incluso es uno de los dulces típicos en Navidad (Christmas Cake).

 

 

 

Tarta de manzana

 

Un clásico del que se encuentran menciones escritas desde finales del s.XIV. No se sabe exactamente donde se originó. El manzano es un cultivo muy extendido en la Europa Atlántica y continental, así que cada año se encontraban con un excedente de manzanas que propició muchísimos tipos regionales de pastel (además de la aparición de la sidra, vinagre, compota y todo lo que permitiese a la cosecha de manzanas perdurar en el tiempo). A diferencia de las variedades anglosajonas, en las que la fruta queda cubierta dentro de la masa, optamos por usar la versión "destapada" donde las deliciosas manzanas frescas le dan un color dorado irresistible.

Tarta de queso

 

No cabe duda de que el cheese cake es una de las estrellas de la repostería estadounidense, pero no hay que olvidar que el pastel de queso tanto dulce como salado hunde sus raíces en el Mediterráneo, donde podemos encontrar deliciosos ejemplos como el Muttabaq, los pasteles griegos de queso horneado o las bourekas. Nuestra versión es de tipo americano, fresca, ligera y  con un toque de dulce de leche que la hace única.

Tarta de chocolate y dulce de leche

 

Una tarta contundente para aquellos que buscan sabores plenos e intensos y que no temen a las calorías. La combinación del cacao con untuosa crema del tradicional dulce de leche argentino es todo un acierto. Este producto delicioso del que media hispanoamérica se atribuye el origen tiene también raíces uzbekas donde es parte fundamental de la repostería popular.

 

 

 

Tarta de chocolate imperial

 

Es una tarta que se toma muy en serio el chocolate, ya que lleva tres texturas diferentes de cacao. La llamamos así porque nos recuerda mucho a las célebres tartas vienesas que se tomaban en los cafés desde hace más de 160 años. También tenemos nuestra propia versión decorativa para niños.